Continúa el conflicto de la familia desalojada en el barrio Nueva Formosa por el IPV días atrás

Florencia Bresanovich, la mujer desalojada, contó esta mañana que tienen hasta hoy para terminar de sacar sus cosas, “en estos momentos vino la gente del IPV a sacar las cosas, pero las voy a sacar yo porque no les pienso dejar nada”

En plena vereda de la vivienda y en medio de todas sus pertenencias, desde la heladera hasta papeles personales y juguetes de los niños, Florencia Bresanovich, dialogó con FM Espacios y explicó, “vino la gente del IPV porque tengo hasta hoy para terminar de sacar mis cosas como puertas, aires, portón, hasta un techo que hay que desarmar en la parte de atrás, yo voy a sacar todo porque no le pienso dejar nada, hasta los ladrillos de lo que construí”.

Al mismo tiempo dijo que no saben si van a volver a entrar en un sorteo, “por los dichos de Ugelli no creo, él dice que por tener un vehículo y un negocio limpio no se puede volver a entrar en sorteo”, y en referencia al destino que le dará el organismo a ese lugar sostuvo, “desconozco el fin con el que van a utilizar esta vivienda”.
A esta instancia se llegó porque hubo una supuesta denuncia, reconoció la mujer desalojada, “no tengo mucha idea porque ni siquiera me dejaron ver el expediente, empezaron las visitas y demás pero al mismo tiempo nosotros también hicimos las presentaciones de recursos correspondientes”.

En esa línea indicó que la casa se las vendió una persona que trabaja en el IPV que los conoce desde siempre y en un momento en el que ella se encontraba embarazada, y se aprovechó de su situación de vulnerabilidad, “la gente dice que yo adquirí de mala fe y no fue asó, fui estafada en buena fe”.

Para finalizar aseguró, “tenemos un lugar que nos prestaron hasta fin de mes, es un mono ambiente, y también nos prestaron un galpón para dejar por el momento las cosas”.

“Estoy muy agradecida por la solidaridad que nos está brindando toda la gente, estoy en descontento por la forma en que procedieron conmigo” cerró.

Comentarios