Abrió la escuela para darle clases a sus alumnos en una zona rural de Formosa

Horacio González, es un docente formoseño que al igual que el resto de profesores de la Argentina tuvo que reinventarse para poder seguir brindando una educación de calidad a sus alumnos, especialmente en zonas rurales o parajes, alejados de las capitales del interior del país con una escasa señal de conectividad a internet.
 
El profesor de la EPEP N° 90, “Sargento Juan Bautista Cabral, perteneciente a la delegación zonal de Río Muerto ubicada a 540 kilómetros de Formosa en la zona de triple frontera con Bolivia y Paraguay, abrió las puertas del colegio para asistir y fortalecer los contenidos pedagógicos de los alumnos. Durante una nota a radio Espacios dijo que la decisión se tomó en plena cuarentena obligatoria con el aval de la directora del establecimiento tomando todas las medidas preventivas, como el uso de tapabocas, higiene de manos y el debido distanciamiento social, para continuar con el proceso de enseñanza que implica mucho más sacrificio para los estudiantes por la falta de acceso a internet casi inexistentes.

En ese marco, Horacio, contó que es profesor de 16 alumnos de tercer grado. “El motivo de abrir las puertas del aula es el de llevar un proceso de enseñanza/aprendizaje para afianzar más los contenidos pedagógicos porque muchos chicos no tienen acceso a internet en esta zona rural”, puntualizó.

También reconoció que él no es el único que trabaja de ese modo, sino que son varios docentes y varias escuelas que lo hacen, siempre respetando los protocolos, “ahora estoy trabajando por módulos respetando la prevención sanitaria, con barbijos, el lavado de manos, y el distanciamiento como debe ser”, explicó.

En esa línea destacó que allí se trabaja de manera mancomunada entre la escuela, la comunidad educativa, la policía, los padres y alumnos, el servicio de salud para mantener el estatus sanitario libre de Covid-19 que mantiene a la provincia como una de las dos sin circulación comunitaria. Además señaló que “no solo la lucha es contra el coronavirus sino también contra el dengue, por eso se controla a las personas que ingresan teniendo en cuenta que es en una zona de frontera”.

Este establecimiento cuenta con una matrícula de 75 alumnos y funciona también como alberge, dado que hay muchos chicos que se quedan allí porque viven en parajes muy alejados e inclusive vienen del Paraguay.

“No solo los asistimos pedagógicamente, sino también los alumnos retiran su módulo del servicio nutricional, y en el comedor escolar los chicos tienen almuerzo, cena y desayuno”, resaltó González. A la vez, agradeció la decisión política del gobernador de la provincia, Gildo Insfrán, por el Servicio de Alimentación y Nutrición Escolar para todos los establecimientos estatales y privados de Formosa fundamentalmente en este contexto de pandemia. 

Con respecto a la reacción de los chicos sobre esta iniciativa, el profesor aseguró que “la tomaron con gran entusiasmo, cuando me vieron se pusieron muy felices tanto los niños como los padres, porque acá nos apoyamos entre todos”.

Para finalizar se mostró muy agradecido con las medidas tomadas por el presidente Alberto Fernández. “Esto permite que nuestro país este contenido y en mejores condiciones teniendo en cuenta lo que pasa en Brasil y en otras partes del mundo”, destacó. 

Comentarios